Croquetas (SG, SL, SH, SinPLV, FODMAP)

¡Os prometí la receta de mis croquetas… y aquí la tenéis!

Lo primero que me gustaría decir es que siempre las hago a ojo…es decir no mido nada de nada para hacerlas…siempre salen diferentes, pero siempre igual de buenas. La cocina es mucha parte de «ciencia» pero otra parte muy importante es saber improvisar e idear sobre la marcha y esa es la parte que más me gusta a mí. Así es como yo entiendo la cocina y como surgen mis recetas. Me gusta ponerme en la cocina, sacar los ingredientes que quiero usar o que tengo que usar porque llevan tiempo en la nevera y entonces me dejo llevar por mi instinto o por lo que se me ocurre en ese momento … sin básculas, ni libros, ni recetas que seguir… añadiendo ingredientes poco a poco, probándolo todo y rectificando sobre la marcha. Esa soy yo.

Con esta receta podréis hacer las croquetas de lo que más os guste. Yo las suelo hacer de pollo porque son la estrella de la casa, pero estas vacaciones también las he hecho de salmón y están suuuuuper buenas. No os esperéis las típicas croquetas bechamelosas, líquidas con trocitos diminutos de relleno… esas no son estas croquetas. Estas croquetas son contundentes, con mucho relleno y poca bechamel… ¡Así nos gustan en esta casa!

Ingredientes para la masa de las croquetas:

  • 2 cucharadas de harina de arroz
  • 2 cucharadas de almidón de maíz
  • Margarina o aceite de oliva
  • Leche vegetal de elección (almendra sin azúcar ni edulcorante, arroz, nuez…) o leche de vaca sin lactosa depende de vosotros.
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Opcionales: pizca de canela, nuez moscada, especias de vuestra elección….

Ingredientes para el «huevo» (si podéis comer huevo usar huevo):

Proporciones a ojo, tiene que quedar una mezcla líquida y la cantidad la vamos preparando sobre la marcha según vemos que nos hace falta.

  • Almidón de maíz
  • Agua

Rebozado:

  • Pan rallado: podéis usar de dos texturas diferentes para que queden más crujientes… a mí me gusta utilizar el pan rallado clásico y el krunchy de Esguir. También podéis añadir semillas para aportar un toque crujiente.

Opciones de relleno:

Os voy a explicar cómo las hago de pollo y de salmón y las demás opciones os las dejo a vuestra imaginación 😉

  1. Pollo: tenéis varias opciones desde aprovechar la carne de hacer caldo (buenísima opción en invierno), utilizar pollo a l’ast (quedan espectaculares) o comprar pechugas de pollo y hacerlas a la plancha con especias, por ejemplo.
  2. Salmón: comprar lomos de salmón frescos y cocinarlos como queráis… yo los hago en el lekue con especias, pero los podéis hacer a la plancha también. Cocinarlos como queráis pero que os queden jugosos (no super secos). A las de salmón acordaros de añadirle sal que el salmón es un pescado tirando a dulce y la bechamel también es dulzona…  Podéis además añadirle cebollino fresco o alguna otra hierba aromática que os guste como por ejemplo el estragón.

Ahora tenemos que triturar el pollo o el salmón. A mí me gusta hacerlo a mano… con el salmón imprescindible porque así de paso controlamos que no se nos cuela ninguna espina. Con el pollo podemos hacerlo en versión lenta, pero con mejor resultado o versión rápida (queda rico igual pero la textura es diferente) o podemos combinar las dos técnicas que es lo que yo suelo hacer.

Para hacerlo a mano: vamos separando mechas de carne con los dedos (como hilos de carne). Con la pechuga veréis que esto es más fácil que con el muslo. Las partes del muslo las podemos hacer con el robot de cocina o picadora. Metemos trozos de carne de pollo y damos unos cuantos pulsos con la picadora. No tiene que quedar como una pasta… sino más bien como granulado grueso y desigual (así la textura de las croquetas mola más).

Preparación de la masa:

  1. En un cazo ponemos dos cucharadas de margarina o un chorrito generoso de aceite oliva. Podemos poner un poco y luego añadir si vemos que falta. Poner a fuego lento. Cuando se haya derretido la margarina, añadimos las harinas y la sal y removemos todo el rato para que no se pegue y para que toda la harina se impregne (no tiene que estar bañada) solo un pelín húmeda por el aceite/margarina y la tostamos un poco para que no sepa a crudo.
  2. Añadir la leche a temperatura ambiente. Ir añadiéndola poco a poco sin dejar de remover vigorosamente la mezcla para que no os queden grumos. La cantidad total de leche dependerá del tamaño de vuestras cucharadas de harina…por eso no pongo cantidad. Pero serán entre 100 y 200 ml aproximadamente. La mezcla os tiene que quedar densa. Textura similar a un puré de patatas denso. ¿Como evitamos los grumos si lo hacemos a mano? Pues yo siempre acabo pasándolo por la batidora…así me queda sin grumos y con una textura homogénea.

Preparación de las croquetas:

Lo más importante para conseguir la textura ideal de las croquetas y que la masa se pueda manipular bien es recordar siempre lo siguiente: «Masa sobre relleno. Nunca, relleno sobre masa». ¿Esto que quiere decir? Pues que con una misma preparación de masa podemos hacer croquetas de varios tipos diferentes, y la cantidad dependerá de la cantidad de relleno que tengamos preparado… cada día puede ser diferente. Podemos hacer unas pocas un día y otras pocas al día siguiente por ejemplo… o utilizar la masa que sobre para hacer canelones. Si le añadimos más leche tendremos una salsa bechamel para aprovechar en otros platos.

  1. En un bol poner el relleno e ir echando cucharadas de masa y removiendo hasta que tengamos una textura pastosa pero manipulable con las manos. Es mejor ir poco a poco y asegurarnos de la textura porque si nos queda muy líquida será casi imposible manipularla y tendríamos que rectificar añadiendo más relleno… y sino tenemos en el momento… se complica un poco… jajjaja! Si os pasa, que no cunda el pánico… podemos dejarlo así en la nevera y al día siguiente añadirle más pollo…lo único que pasará es que tendremos más croquetas… jajaja!
  2. La mezcla de masa y relleno la tenemos que manipular en frío. La dejamos reposar un rato en nevera o toda la noche según cuando las empecemos a preparar.
  3. Vamos cogiendo porciones de la mezcla y damos forma con las manos con los mínimos movimientos posibles (tampoco es plastilina). Si nos cuesta un poco manejar la masa puede ayudarnos tener las manos húmedas o enharinadas (las dos opciones funcionan bien, aunque a mí me gusta más húmedas).
  4. Ahora pasamos las croquetas por la mezcla de almidón de maíz y agua (o huevo si podéis) y seguidamente por el pan rallado con movimientos rápidos para que reboce por todas partes igual. Podemos repetir este paso otra vez más una vez secas para un extra de crujiente (a veces lo hago… a veces no.… depende de las ganas que tengáis… pero probarlo en alguna para que veáis el efecto ;))
  5. Ahora podéis guardar las croquetas en la nevera, congelarlas o freírlas directamente para comer. Si las congeláis no hace falta que las descongeléis para freírlas, las ponéis directamente.

Fotos:

Espero que os gusten mucho y que no se os haya hecho muy larga la entrada… 🙂

Pannacota Proteica (SG, SL, SH, SS, SF, FODMAP)

〰¡Merendola de viernes!〰

❤ PANNACOTA PROTEICA❤

IMG_20170721_172836_578

¡Súper receta perfecta para meriendas y postres! Además de ser apta para todas mis intolerancias alimentarias es una receta muy fit porque no lleva azúcares añadidos, es baja en grasas y alta en proteínas.

Aquí tenéis una deliciosa….pannacota proteíca! Perfecta para merendar y consabor cheesecake de limón 😍

👇👇👇•R•E•C•E•T•A•👇👇👇

(Para 2 pannacotas)

Ingredientes:

– 2 cucharadas soperas de mar arpones sin lactosa
– 200 ml de leche de almendras Almond Breezes Zero
– 30 g de proteína sabor cheesecake de limón de My Body Genius
– 4 láminas de gelatina neutra

Preparación:

1⃣ Hidratar las láminas de gelatina neutra en agua fría.
2⃣Batir el mascarpone, la leche de almendra y la proteína hasta obtener una mezcla homogénea.
3⃣ Escurrir las láminas de gelatina y poner en un recipiente de vidrio. Calentar al microondas unos segundos hasta que se licúa.
4⃣ Mientras seguimos batiendo añadir la gelatina licuada hasta incorporar por completo.
5⃣ Repartir la mezcla en recipientes. Tapar con papel de aluminio y guardar en la nevera hasta que cuaja.

#pannacota #singluten #sinlactosa #sinhuevo #sinazucar #sinsorbitol #sinfructosa #pannacota #proteina #leanprotein #workout #preworkout #fitness #gym #fit #suplementos #protein #healthy #nutricion #muscle #healthyfood #lifestyle #bodybuilding #gymlife #whey #wheyprotein #motivation #strong #mybodygenius #fodmap #lowfodmap

Creps, Tortitas, Wraps….

Hoy os voy a enseñar como hago en casa una masa que es muy versátil y que con pequeñas variaciones, lo mismo sirve para hacer unos creps dulces, salados, unos wraps de pollo y verdura o unas tortitas crujientes.

No tengo fotos del paso a paso porque no las hice pensando en poner la receta… pero la próxima vez que las haga intentaré acordarme y haré unas fotos para que veáis el proceso.

Es muy fácil de hacer y con ingredientes nada complicados. Lo más importante es que tengamos una buena sartén para hacerlos y una espátula (si es de creps, mejor) para darles la vuelta. Lo más importante de la sartén es que sea bien plana y con unos bordes no muy altos y por supuesto que sea antiadherente para que no se peguen.

Bueno pues vamos por los ingredientes!

INGREDIENTES (unos 8 creps de unos 20 cm de diámetro):

  • 6 cucharadas soperas de mix comercial de harina*
  • 2 cucharadas soperas de harina de trigo sarraceno
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de levadura de repostería (dependiendo del mix que uses no hará falta)
  • 1/2 cucharadita de sal (si vas a hacer crepes dulces, no la pongas)
  • 1 taza de agua (cantidad aproximada)
  • Opcionales: Si los queremos dulces se podría cambiar el aceite por mantequilla o margarina por ejemplo, y añadir unas gotas de aroma de vainilla o un poco de azúcar en la masa, o cacao en polvo, etc…..

* Mixes: puedes usar cualquier mix de harinas comerciales que tengas en casa teniendo en cuenta algunas cosas. Yo suelo utilizar un mix de harina de todo uso como el de Natur Improver, Farina (Schar), Food Service Mix (Schar), etc. También podéis utilizar mezclas panificables como Mix Pan (Schar), Proceli, Mix Panificable Carrefour, Beiker, etc.

¿Que tenemos que tener en cuenta? Si utilizamos mixes comerciales que ya contengan gasificantes, como las panificables, no pongáis la levadura de repostería. Lo mismo con la sal, si el mix que vais a utilizar ya lleva sal quizá no os hace falta añadirle más… todo dependerá de vuestro gusto (a mi me gusta ponerle un poco de sal porque en mi casa somos muy salados :))

Otra cosa a tener en cuenta es la cantidad de agua que vamos a necesitar. En función de el mix que utilicemos la masa nos va a pedir más o menos agua. La primera vez que lo hagáis os va a servir de experimento y para aprender cual es la textura que tiene que tener la masa antes de ponerla en la sartén. Es posible que durante el proceso de hacer los crepes tengamos que ir añadiendo un poquitín de agua a la mezcla para que conserve su fluidez ( si no es necesario no añadir más agua). La mezcla tiene que ser fluida y tirando a liquida pero con consistencia mocosa en cierto modo.

PREPARACIÓN:

  1. En un recipiente ponemos todos los ingredientes en este orden: harinas, levadura de repostería, sal, aceite y finalmente agua. Removemos con una cuchara enérgicamente hasta que todos los ingredientes estén bien ligados. Si vemos que queda muy espeso vamos añadiendo agua poco a poco hasta obtener una consistencia liquida pero viscosa.
  2. Ponemos la sartén al fuego y cuando esté caliente la apartamos del fuego y vertemos un cucharón de masa repartiéndola rápidamente por toda la superficie de la sartén con la ayuda de una espátula. Una vez tenemos toda la superficie de la sartén cubierta con una capa no muy gruesa de la masa la volvemos a poner al fuego.
  3. Cocinar a fuego mediano hasta que empiece a despegarse de los lados. Metemos la espátula con cuidado por una esquina y la vamos pasando por toda la superficie de la crep para ayudar a despegarla. una vez esta despegada le damos la vuelta y cocinar por el otro lado.
  4. Si nos ha quedado muy gruesa cocinar a fuego más lento durante más rato.
  5. Si las queréis comer al momento, cocinar las creps por los dos lados hasta que empiecen a  estar tostaditas. Si las quereis guardar en la nevera para ir comiendo yo las tuesto un poco menos. Este segundo método es más lento porque intento cocinarlas sin que se tuesten mucho para que conserven la elasticidad una vez enfriadas y para poder tostarlas justo antes de comer.
  6. Una vez la primera crep esta lista la sacamos de la sartén y la ponemos a enfriar. Lo podéis hacer sobre una rejilla o sobre papel aluminio o papel de horno.
  7. Vamos repitiendo el mismo proceso hasta que se acabe la masa.
  8. Una vez frías colocamos una crepe encima de otra y las envolvemos bien con papel de aluminio o film transparente y las guardamos en la nevera. Como no llevan huevo aguantan muy bien en la nevera sin estropearse.
  9. Relleno caliente. Sacamos la crep de la nevera, ponemos la sartén a fuego lento y ponemos la crep encima. En muy poquito veréis que la crep recupera la elasticidad y se vuelve muy manejable y blandita. Le damos la vuelta y ponemos el relleno que queramos. Cerramos los lados y enrollamos sobre si misma la crep con el relleno.
  10. también podemos comerlas en frío. Simplemente sacamos de la nevera y rellenamos como unas fajitas con pollo por ejemplo.
  11. Cuando nos cansemos de comerlas rellenas las podemos poner en la sartén a fuego flojo hasta que se vayan tostando más y endureciendo. Incluso con unas gotitas de aceite quedarán más crujientes. Las podemos comer como aperitivo,  para untar queso, para acompañar una ensaladita…etc.

Como veis podéis inventar e improvisar que con esta masa algo rico saldrá, seguro!!! No tengáis miedo a probar cosas porque los mejores platos y recetas fueron equivocaciones jejje!

Espero que os guste y que las hagáis muchas veces!!!

 

Bizcocho con Stevia (SG, SL, SH, V, SF, SS, FODMAP)

Tenía muchas ganas de probar la stevia como edulcorante en repostería horneada y por fin llegó el día! Y llegó de la mano de la tienda Amali Productos con Stevia (http://amaliecodulces.es)  y la Naturbox de Primavera.

Como pudistéis ver en la entrada que publiqué el mes pasado sobre la Naturbox de Primavera, uno de los productos que venía era Stevia liquida pura en unos sobrecitos monodosis. Pues ese es el ingrediente estrella de esta receta.

Para esta prueba me he basado en mi receta de Bizcocho vegano sin gluten (ver receta) variando muy muy poquito. Esta receta la he hecho ya muchas muchas veces y me encanta. Es la que mejor me sienta y la que más me gusta. Me gusta tanto que es mi desayuno prácticamente cada día (así de hermosa me estoy poniendo, jejee).

Por último, recordaros que no toda la stevia es apta. La stevia sólo tiene que llevar esteviósidos y rebaudiósidos (extraidos de la stevia) y agua (si es líquida) o algún agente de carga («algo en polvo que abulte, que de volumen») si es en polvo. La gran mayoría de la stevia que existe en el mercado va mezclada con algún otro edulcorante que no es apto como por ejemplo eritritol. Son estos otros compuestos añadidos a la propia stevia la que la hacen incompatible con el proceso de horneado. A altas temperaturas estos edulcorantes, que no son aptos para hornear, se degradan y generan un gusto amargo que estropea el producto.

Otra cosa importante a la hora de hornear con stevia es tener en cuenta que será mejor usar tiempos de horneado cortos y no excesivamente altos. Por eso motivo os recomiendo que en lugar de hacer un bizcocho entero hagáis porciones pequeñas en moldes individuales. El molde de Lékué con 8 porciones (triangulitos) va genial para esta receta.

En cuanto al sabor, nos tenemos que acostumbrar… la stevia tiene un sabor muy particular pero vamos a intentar camuflarlo con limón y más adelante con cacao. Al primer mordisco, el bizcocho parece que no esté dulce pero después te queda ese regusto de stevia dulzón en la boca. Por ese motivo este bizcocho encaja genial en el desayuno, acompañado de un café con leche o un cortado sin nada de azúcar ni edulcorantes. Ya sabéis, al principio tenemos que volver a educar a nuestros paladar a los nuevos sabores pero la suerte ese proceso es muy rápido!! 

Pues ahora vamos ya con la receta, no?

INGREDIENTES:

  • 100 g almidón de maíz
  • 200 g harina de arroz
  • 300 mL de leche vegetal de arroz (o la que gustéis)
  • 150 mL de aceite de oliva suave
  • 5-6 sobres monodosis de stevia pura (podéis comprarla aquí)**
  • Ralladura de un limón o de una naranja o mitad y mitad
  • Vainilla (1/2 vial de aroma Dr.Oetker o vainilla pura en polvo*)
  • 1 sobre y medio de levadura de repostería (24 g)

* Sino tenéis podéis coger una vaina de vainilla y abrirla por la mitad para extraer el polvillo.

** Sino tenéis o no queréis usar stevia podéis usar Azúcar BC (70 g) o azúcar de caña (140 g aproximadamente).

PREPARACIÓN:

Os voy a explicar como lo hago yo en mi horno pero ya sabéis que cada horno es diferente y vosotr@s lo conocéis mejor que nadie). Al final os pondré una nota con las temperaturas que uso en el horno de casa de mis padres (horno convencional, muy potente).

  1. Encender el horno a 200ºC, arriba y abajo.
  2. En un recipiente pesar el almidón de maíz y la harina de arroz. Añadir la levadura y mezclar bien.
  3. En otro recipiente (idealmente uno que vaya graduado en mL) medir 300 mL de leche vegetal. A continuación añadir el aceite de oliva hasta llegar a 450 mL, es decir añadir 150 ml de aceite.
  4. En este mismo recipiente añadir la stevia liquida, la ralladura de limón y opcionalmente la vainilla.
  5. Si os apetece podéis añadirle un chorrito de zumo de limón (le da un toque extra).
  6. Batir los ingredientes líquidos hasta obtener una mezcla homogénea.
  7. A continuación ir añadiendo la mezcla de ingredientes secos con una cuchara, poco a poco, y batiendo entre cada adición para evitar grumos y para que la mezcla sea lo más homogénea posible. Repetir hasta terminar toda la mezcla de ingredientes secos.
  8. Batir bien bien con la turmix. Cuanto mejor mezclado esté mejor os quedará.
  9. Colocar el/los molde(s) sobre la rejilla del horno y repartir la mezcla. Ponerle un papel de aluminio por encima (como una cueva) para evitar que se queme por arriba y que pueda subir correctamente.
  10. Meter la rejilla con los moldes (con cueva) al horno, a altura media pero tirando para abajo. Cerrar rápidamente la puerta y programar unos 35 minutos.
  11. Hornear 10 minutos y bajar la temperatura a 190ºC. Hornear 10 minutos y bajar a 180ºC y hornear hasta el final a esta temperatura. Los últimos 5 minutos podéis retirar el papel de aluminio para que coja colorcito por arriba.
  12. Para verificar que esta cocinado, introducir un palillo en el bizcocho. Si sale limpio es que ya está.
  13. Sacarlo del horno y dejar enfriar tapado con un paño de cocina limpio. Cuando haya enfriado un poco (es muy blandito y sino se romperá) podéis sacarlo del molde y dejarlo enfriar fuera del molde para que no se humedezca (sobretodo si utilizais silicona).
  14. Para conservarlo yo envuelvo cada porción en papel film y después lo meto en bolsas de congelación con zip, quitando el máximo aire posible. Dejo fuera dos o tres porciones y el resto lo congelo. Aguanta muy bien fuera del congelador ya veréis… 3 días más o menos.

Consejos de horneado en horno convencional potente. Encender con calor arriba y abajo a unos 180ºC. Cuando metamos el bizcocho (a altura media) cambiamos a calor solo abajo y bajamos la temperatura a unos 150ºC más o menos. Hacemos el gradiente de temperatura igual que lo explico arriba para terminar en unos 120ºC más o menos (de forma progresiva). Aproximadamente tarda el mismo tiempo, unos 30-35 minutos.

Os aconsejo que hagáis primero la receta base y después podéis ir haciendo cambios. Dentro de poco os pondré la receta para hacer el bizcocho marmolado así que tenéis que ir cogiéndole el truco a la receta para poder hacer el siguiente!!!

Todos a comer bizcocho!!! Y lo mejor es que encima es bajo en calorías!! Perfecto para la operación bikini, jejeje!

Bueno pues ya esta!!! Espero que os guste y lo disfrutéis! Besitos!!

Tortitas de trigo sarraceno

image

Ahhhh! Casi me volví loca cuando vi estas tortitas!!!

Ya sabéis que soy la fan número 1 del trigo sarraceno 😄😄😄. Me encanta este cereal porque además de ser #singluten es el cereal ideal para los intolerantes a fructosa. Es un producto nuevo de @solnatural y no es que esté bueno…..esta tremendo!!!

Necesito averiguar donde comprarlas porque me van a durar un suspiro!!

En cuanto las localice os cuento donde conseguirlas!!!

Barritas de cereales y/o granola casera (SG, SL, SH, SS, SF, V, FODMAP)

image

No puedo esperar para compartir esta receta con vosotros!!! Esta tarde me he quedado en casa y como soy un culo inquieto…..tenía que hacer algo. Varias cosillas rondaban por mi cabeza pero al final me he decidido a experimentar con ésta. Y os va a encantar!! Estoy segura!

Os voy a dejar una foto de los ingredientes que he usado pero me faltan dos que justo los he terminado….. así que os pondré una foto del producto extraída de internet. Prácticamente todo lo podéis encontrar en la tienda online Soy Todo Sin.

Os invito a que las probéis y a que investiguéis vuestras propias mezclas conforme a lo que tengáis en casa. Podéis cambiar los cereales hinchados por otros de vuestra elección por ejemplo amaranto, mijo, trigo sarraceno…. También podéis añadir frutos secos troceados (si los toleráis) y utilizar otros mixes de semillas molidas (os aconsejo que sean semillas molidas).

Venga, ya no me enrollo más y os dejo con los ingredientes.

Consejo: la primera vez podéis usar las cantidades que detallo más abajo….pero las próximas veces tendréis que doblar o triplicar la receta!!! jejeje!!

INGREDIENTES (para 8 barritas):

  • 4 cucharadas soperas (con cuchara de sopa) de quinoa hinchada (Quinoa Real)
  • 4 cucharadas soperas (con cuchara de sopa) de arroz hinchado (Werz)
  • 1 tira (4 onzas) de chocolate (Frusano)
  • 1 cucharada sopera de aceite de coco
  • 1 cucharada sopera de sirope de arroz
  • 1 cucharada sopera de mix de semillas molidas Linwoods (lino, girasol y calabaza)
  • 1 cucharada sopera de mix de semillas molidas Linwoods (Q10, lino, nueces del brasil, nueces y almendras)
  • 1 cucharada sopera de mix casero de semillas (girasol, calabaza, piñones)

image

 

PREPARACIÓN:

  1. Tostar la quinoa y el arroz hinchado. Poner un cazo, una sartén o una olla a fuego medio-alto y echar la quinoa y el arroz. Le vamos dando vueltas sin parar para que no se quemen. Cuando veamos que empiezan a coger un color marroncito retiramos la sartén del fuego y pasamos la quinoa y el arroz tostado a un bol (donde haremos la mezcla).
  2. Añadir las semillas molidas y las semillas enteras. Remover bien.
  3. Añadir la tira de chocolate rallado. Remover bien.
  4. En un recipiente apto para el microondas ponemos el aceite de coco y el sirope de arroz. Lo calentamos hasta que se derrita y lo añadimos al bol. Removemos muy bien para que se integre todo.
  5. Ahora toca darles forma. Yo he utilizado un corta-galletas y el prensador de un sello para galletas para apretar el contenido. También lo podéis hacer con un circulo de metal para montar platos y el prensador para aplastar y compactar la mezcla. Es importante compactar bien para que quede cohesionada la barrita/galleta.
  6. Ahora toca darles un toque de horno (ojo! un toque muy rápido!) Hornear a 200 ºC con ventilador durante MENOS de 5 minutos (No les quitéis el ojo de encima). Tiene que cristalizar el azúcar del sirope de arroz para que se queden duritas pero si os pasáis de tiempo se os desparramaran y perderán la forma… Pero que no cunda el pánico!! Si os pasa sólo tenéis que volver a darles forma rápidamente una vez que las saquéis del horno. Dejarlas reposar sobre la bandeja hasta que se enfríen un poco (veréis que endurecen) y ya las podéis pasar a una rejilla para que acaben de enfriar.
  7. Alternativa/Granola: si no quereis hacer barritas, podéis hacer el mismo proceso pero sin darle forma de galleta, lo extendéis en la bandeja del horno (con papel). Cuando lo saquéis del horno con la ayuda de un tenedor hacéis montoncitos o trocitos de tamaño irregular. Lo dejáis enfriar y ya tenéis vuestra granola!

 

Espero que os gusten tanto como a mi!!

Pan sin mixes comerciales con harina de Avena

image

Olé olé y olé! Que súper pan más rico!

Ayer pasé la tarde junto a grandes maestros panaderos (@Celikatessen de Madrid, Marisa @famalap , @teba_gonzalez, etc) en @pasticelia y por lo visto algo se me pegó porque esta mañana me he levantado inspirada y con ganas de intentar otra vez hacer pan sin gluten y sin usar Mixes comerciales. La idea era hacerlo sin maíz también pero por cuestiones técnicas (falta de ingredientes) no ha podido ser…pero la próxima receta será sin maíz también, lo prometo!

Siento no tener muchas fotos…pero es que desde que lo he cortado para ver la miga…..no he parado de comer. No puedo resistirme porque esta increíble!!

Os dejo ha con la receta ya porque podría estar hasta mañana hablando del pan….jajaja!

INGREDIENTES:

– 78 g de harina de arroz
– 50 g de almidón de maíz
– 41 g de almidón de tapioca ( yo he puesto almidón agrio)
– 43 g de harina de avena sin gluten
– 25 g de leche en polvo
– 3 g physillium
– 3 g goma xantana
– 2 g de chia molida (marca Linwoods)
– 5 g impulsor (levadura química)
– Sal al gusto (1/2 cucharilla)
200g de agua
11 g de aceite de oliva virgen extra
1 sobre de levadura seca de 5.5 g ( yo he puesto marca maizena)

Nueva Variación: variación 1 SIN MAIZ

Está variación la probé hace unos días y el resultado es espectacular!!!!!! Un pan buenísimo y que aguanta mucho sin ponerse como una piedra. Yo lo hice un martes por la noche y el sábado por la noche aún es comestible sin haberlo congelado y sin tostar (claro, no es lo mismo…pero se puede comer. Si lo tuestas recupera maravillosamente.
image

Para hacer este pan sin Mixes comerciales, sin azúcar y sin maíz substituye el almidón de maíz en la receta de arriba, por almidón de patata (yo he usado marca Santiveri).

PREPARACIÓN:

Yo lo he hecho en la panera Lékué.

1) Ir poniendo en la panera los ingredientes secos. Harinas, almidones, leche en polvo, physillium, goma xantana, chia, impulsor y la sal. Remover bien con una cuchara para homogeneizar la mezcla de ingredientes secos.

2) Hacer un hueco en el centro y echar el aceite y el agua.

3) Amasar bien hasta obtener una masa homogénea. Es bastante pringosa así que no le pongas más harina…

4) Cuando ya esta bien amasada, con la ayuda de una espátula de goma y las manos previamente humedecidas vamos a ir dando forma al pan. Es complicado porque se pega, pero paciencia…poco a poco y con manos humedas. Sacamos la masa de la panera Lékué y con las manos le damos forma de hogaza y la alisamos para que quede bien bonita.

5) Greñar la hogaza y volver a colocar en la panera. Cerrar la panera y tapar con film o una bolsa de plástico. Dejar levar en un sitio sin corrientes de aire hasta que doble su tamaño. Yo la he tenido levando cerca de tres horas.

6) Cuando ya haya levado pintamos con aceite de oliva y podemos ponerle unas semillitas para decorar. Hornear en horno precalentado a 200°C. Precalentar el horno con una bandeja dentro para que una vez metamos el pan podamos tirar un vaso de agua fría sobre la bandeja caliente y así generar vapor. El tiempo de horneado dependerá de cada horno…yo la he horneado 60 minutos.

7) Acordaros de sacar el pan de la panera para que no se humedezca y dejar enfriar por completo sobre una rejilla.

Espero que lo disfrutéis tanto como yo!! Me parece que tendré que hacer otro en un rato porque me lo habré comido ya…..jajajjajajaja!!!!

image

No os perdáis los vídeos de como cruje este pan tan rico y de lo blandita que está molla!! Los vídeos los podéis ver en la página de Facebook.

Saludos desde Los Mundos de Piru!!

Piru Combi N°2 (Rigatoni al pesto verde y hamburguesa de ternera)

Hoy toca publicar el segundo plato combinado Piru N°2!! Se trata de un plato de pasta sin gluten con una salsa de pesto verde casera acompañados de una hamburguesa de carne de ternera picada. Deliciosos!!

image

INGREDIENTES:

– Pasta sin gluten (yo Rigatoni de Dialsi)
– Salsa Pesto verde (ver receta aquí)
– Queso vegano o sin lactosa (yo Divina Teresa)
– Hamburguesa de ternera (solo carne picada y sal, de carnicería apta).

PREPARACIÓN:

1) Cocer la pasta en agua con sal y un chorrito de aceite hasta que estén al dente (ver indicaciones según la marca).
2) Escurrir la pasta y enfriarla con agua fría.
3) Si has comprado la carne picada, coger una cantidad de carne picada (yo unos 100g) y ponle sal. Amasar entre las menos para integrar la sal, hacer una bola y chafar. Hacer la hamburguesa en una sartén con un poco de aceite.
4) Emplatar, pon la mitad del plato de pasta sin gluten y adereza con 2-3 cucharaditas de pesto. Pon queso por encima y calienta al microondas 1 minuto. Pon la hamburguesa en el plato y ya lo tenemos listo!

A comer!!

Que aproveche Pirulines!

Saludos desde Los Mundos de Piru!!

Aprendiendo a compensar el contenido en fructosa

La clave número 1 de la dieta FODMAP es COMPENSAR.

Cuando sigues la dieta FODMAP por malabsorción de fructosa-sorbitol aprender a compensar la cantidad de fructosa de un plato con alimentos que te aporten glucosa es lo primero que debes aprender. Una vez tienes esto controlado todo es mucho más fácil.

Y os preguntaréis….que alimentos nos pueden ayudar a compensar el contenido en fructosa de un plato? Pues la respuesta es muy sencilla y a la vez un poco complicada para el gran público en general. En mi caso, al haber estudiado biología me ha resultado muy fácil de comprender pero me he dado cuenta de que no es tan fácil para todo el mundo y por ese motivo voy a intentar explicarlo lo más sencillo posible para que todos podáis entenderlo y con muchos ejemplo que se entiende mejor.

Por que es importante compensar la fructosa con glucosa?

La absorción de fructosa en el intestino delgado se produce mediante dos mecanismos. Uno pasivo y uno activo.

  • Mediante el mecanismo pasivo la fructosa pasa a la luz intestinal a través de un transportador que tiene un umbral de saturación muy bajo. Es lento y se satura rápidamente. Si solo se utiliza este mecanismo, la fructosa que no consigue pasar a la luz intestinal sigue su camino hacia el intestino grueso, donde sirve de alimento a las bacterias que viven allí y se producen los simptomas: gases, hinchazon, diarreas, etc.
  • Mediante el mecanismo activo la fructosa pasa a la luz intestinal acompañada de una molécula de glucosa. Este mecanismo es rápido y muy efectivo pero solo funciona transportando una molécula de fructosa y otra de glucosa. Sin la molécula de glucosa no funciona.

Que alimentos me aportan glucosa?

Los aportes de glucosa vienen principalmente de los carbohidratos. Entre estos podemos considerar el arroz, la pasta (sin gluten o no depende de tu dieta), pan, patatas, maíz, trigo sarraceno, mijo, quinoa, amaranto, etc.

Recetas compensadas:

En el apartado recetas podrás encontrar muchas opciones de platos compensados en un plato único o también platos combinados, también podrás encontrar recetas de galletas, pan…. y muchas otras cosas! No te la pierdas!

Focaccia experimental (SG, SL, SH, SS, V, FODMAP)

Pues a ver….esta receta es un accidente….estaba yo preparando masa para hacer unas barritas de pan para cenar hoy y para mañana con una nueva mezcla de harinas….y que pasó? pues que eché de golpe el agua que yo pensaba que tenía que poner (en lugar de agregarla poco a poco) y por la textura imposible de la masa…..era demasiada agua.

Después de dejarla reposar durante 30 minutos a temperatura ambiente (aún tenía esperanza de que cogiera consistencia…) volví a amasar unos minutos y….nada! Imposible de manejar!

Con este panorama…se me enciende la bombilla! Hagamos una focaccia!

image

Pues manos a la obra!

INGREDIENTES (focaccia para 2):

-120 g harina sin gluten mix de Gallo
– 20 g mix brot casero (aquí la receta)
– 20 g harina de teff
– 20 g harina de trigo sarraceno
– 20 g harina de arroz
– 3 g levadura seca
– 3 g de sal
– 1/2 cucharilla de azúcar de caña
– 17 g de aceite de oliva
– 160 ml de agua
– 5-6 olivas negras sin hueso
– Sal gorda
– Orégano

PREPARACIÓN:

1) Mezclar las harinas, la sal, 1/4 cucharilla de azúcar de caña en un bol grande.

2) En un vaso poner a espumar la levadura (un dedo de agua templada, 1/4 cucharilla de azúcar de caña y la levadura en polvo. Remover hasta que se disuelva y dejar que espume).

3) A la mezcla de harinas añadir el aceite y el agua y amasar hasta integrar los ingredientes.

4) Añade la espuma de levadura y continua con el amasado durante unos 5 minutos.

5) Primer levado. Dejar 30 minutos a temperatura ambiente alejado de las corrientes de aire y tapado con un paño.

6) Desgasificar. Añade las olivas negras cortaditas bien pequeñas y vuelve a amasar un par de minutos.

7) Prepara una bandeja para horno o molde ( yo he usado una bandeja de horno mini, más o menos es la mitad de grande que una bandeja de horno normal…para que os hagáis una idea). Fórrala con papel de horno y pintala con aceite de oliva. A continuación pasas la masa a la bandeja y con las manos o una espátula de silicona bien mojadas en agua o aceitadas repartir la masa para que quede con un grosor homogéneo.
La masa es muy muy pringosa, se pega bastante…. El truco es ir mojando la espátula o  manos constantemente y tocar la masa lo menos posible. Si es muy difícil puedes ayudarte de otro papel de horno untado en aceite para repartir la masa, apretando la masa, entre papeles de horno, con las manos no con rodillo.

8) Pintar con aceite y dejar levar dentro del horno precalentado y apagado hasta que doble el tamaño (esto sería lo suyo …..si tienes mucha prisa con 30-40 minutos ya está bien…yo tenía ganas de cenar así que… no dejé que levara del todo).

9) Una vez que ya ha levado la sacamos de horno y encendemos el horno a 180-200 grados arriba y abajo. Con los dedos hacemos unos surcos en la superficie de la focaccia, por encima ponemos unos granos de sal gorda, orégano y un chorreo de aceite de oliva.

10) Hornear durante más o menos 30 minutos ( la verdad es que lo hice tan a ojo que no estoy segura del tiempo….). Tiene que hacerse por dentro y quedar crujiente por fuera.
Truquillo: a los 15 minutos más o menos saca la focaccia de la bandeja y ponla sobre la rejilla del horno así quedará crujiente por debajo también.

Espero que os quede muy rica!!!

image

Saludos desde Los Mundos de Piru!!